Hablamos de las alteraciones en la Microbiota Intestinal

Hablamos de las alteraciones en la Microbiota Intestinal

El estrés, una mala alimentación, la falta de actividad física o el uso de determinados fármacos, puede alterar la microbiota intestinal ( el conjunto de bacterias intestinales ).

Este fenómeno se conoce como diobiósis y está relacionado con la aparición de síntomas diversos como molestias digestivas, estreñimiento o diarrea, dolor de cabeza, problemas en la piel, retención de líquidos, hinchazón, etc.

Se trata de molestias en general no asociadas a una patología médica pero que nos provocan un gran malestar y nos hace perder calidad de vida.

La disbiosis intestinal está relacionada con el desarrollo o agravamiento de distintas enfermedades que hasta este momento no se abordan de manera adecuada.  Para ayudar a dar solución a este problema se ha lanzado una nueva prueba , basada en un análisis de heces, que ofrece un Estudio Funcional de la Microbiota Intestinal.

El intestino tiene más de 1000 especies diferentes de bacterias que se encargan de funciones tan importantes como el correcto funcionamiento del sistema digestivo, inmunológico o la protección de entrada de agentes patógenos.

Este test analiza la microbiota protectora, maconutritiva y proteolítica, además de determinar la presencia de levaduras y hongos.

Las alteraciones de esta microbiota se han relacionado con condiciones tan comunes como el desarrollo de intolerancias alimentarias o inflamación intestinal. Actualmente su estudio ha cobrado mayor importancia por la reciente publicación de unos estudios que nos han afirmado que existe una relación entre la respuesta a la terapia inmunológica frente al cáncer, en fase de investigación y la microbiota intestinal.

Por tanto, es clave para prevenir y ayudar en el tratamiento de un gran número de enfermedades.