Una pulsera terapeútica para cardiopatías congénitas

Una pulsera terapeútica para cardiopatías congénitas

La Fundación Menudos Corazones entrega a las familias de niños con cardiopatías congénitas en las salas de espera hospitalarias, un telar con el que confeccionar una pulsera muy especial que les acompaña durante el ingreso, gracias al apoyo de Bankia  y Fundación Monte Madrid.

Tener a un hijo hospitalizado, a la espera de una intervención de corazón o recién salido de ella, es una de las experiencias más difíciles que unos padres pueden vivir. Son momentos muy duros es los que es complicado encontrar la calma y el optimismo necesario para ayudar a su hijo y mantener la estabilidad emocional de toda la familia.

En esas circunstancias, algunos padres de Menudos Corazones descubrieron los beneficios que les reportó el telar de hacer pulseras y decidieron compartirlos. Y así fue como el equipo psicosocial de la Fundación lo incorporó a su llamado Kit de Acogida para las familias de los niños ingresados como uno de los materiales de autoayuda, junto con guías monográficas, información útil., etc. Loa discos del Kit están confeccionados a mano por padres y voluntarios.

pulsera menudos corazones

El telar cuenta con un folleto con las instrucciones de elaboración y la explicación del significado de este objeto tan especial : ” Con este telar, enlazas tus latidos a los de los niños con problemas de corazón. Al tejer tu pulsera, recuerda el propósito original del telar : acompañar a los pares de los niños con enfermedades congénitas en su duro y, a veces, largo proceso de hospitalización. Tú también les estarás acompañando. “

Os preguntaréis por qué una pulsera ? Pues la pulsera no solo contribuye a sobrellevar las interminables horas de espera en el hospital sino que es una tarea sencilla que reduce el estrés y la ansiedad. Además, ayuda a la autoestima, es fácil de coleccionar, permitiendo compatibilizar la labor con el cuidado de los menores por poderse abandonar y retomar en cualquier momento, y reduce la sensación de impotencia, vocalizándola en la realización de un detalle de agradecimiento para regalar al personal sanitario, familiares y amigos.